Cómo elegir el tipo de aceite adecuado para mi vehículo

Cambiar el aceite de tu coche es imprescindible para asegurar que el motor funcione. Por ello, antes de realizar un viaje largo, y cada cierto tiempo, es conveniente la revisión no solo del motor, sino también del aceite.  Pero ¿sabemos cuándo cambiarlo y qué tipo de aceite es el adecuado?

El motor es el elemento esencial del vehículo y con el tiempo, puede que se desgaste. Es en este momento cuando interviene el aceite que hace que se refrigere y se adapte a las condiciones que se den durante la conducción.

Al igual que el motor se desgasta, el aceite pierde sus componentes con el paso del tiempo. Por ello, es necesario cambiarlo cada cierto tiempo, tal y como te indiquen en el taller. No está de más tener un conocimiento básico sobre qué aceite es más adecuado para tu coche y cómo mantenerlo correctamente. En caso de duda, la mejor opción es que confíes en un taller para el cambio del aceite del motor.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Imagen: https://www.pexels.com/photo/blue-silver-black-car-engine-65623/

 

Funciones del aceite del motor

Se habla mucho de la importancia del aceite en el motor pero ¿por qué es tan importante comprobar el nivel del aceite?

 

  • El aceite reduce el rozamiento entre los distintos elementos del motor, y así evita un desgaste excesivo de los mismos.
  • Es refrigerante, es decir, impide que se eleve la temperatura del motor y lo mantiene a una temperatura adecuada, sea cual sea la situación.
  • Ayuda a mantener el motor limpio y permite que los residuos queden en el filtro y no perjudique a su funcionamiento interno.

 

¿Cuál es el mejor aceite para mi coche?

 

En el mercado encontrarás dos tipos de aceite:

 

  • Aceites minerales: son los que proceden de la destilación del petróleo. Este tipo de aceite es aconsejable cambiarlo al menos una vez al año.
  • Aceites sintéticos: se consiguen bajo una transformación en laboratorio. Son mejores que los minerales en cuanto a protección del motor y tienen mayor duración. Este tipo de aceite se puede cambiar a los dos años de su estreno.

Además, los buenos aceites para el coche son los que se encuentran a bajas temperaturas para permitir una mayor maleabilidad en el menor tiempo, así el motor se mantiene frío con más facilidad. Además, hay que tener en cuenta que cuando compras el aceite se puede observar letras, tipo de compuesto o grado de viscosidad.

 

  • Los aceites multigrado se caracterizan por tener una variación entre su grado de viscosidad, mientras que los aceites monogrados solo tienen un grado de viscosidad y sus bajas revoluciones solo llegan a temperaturas menos de 85 grados centígrados. Los aceites multigrados, por su parte, están compuestos por dos números: debemos tener en cuenta que lo ideal es que el primero cuanto más bajo sea mejor, ya que nos indica la facilidad con la que arranca el motor, mientras que el segundo número valora el grado de viscosidad que presentará el aceite en temperaturas normales.
  • Las letras y los números indican la clasificación del modelo de aceite en función al sistema del SAE (Sociedad de Ingenieros Automotores) y API o Instituto Americano del Petróleo. Normalmente se pueden ver dos cifras. La primera se refiere en frío y la segunda de la temperatura del aceite en caliente.

Si algunas de estas características no conforman tu aceite deberás visitar un taller para que revisen los niveles y el estado de tu vehículo.