Causas de la vibración del volante cuando se maneja

A veces cuando se maneja se puede percibir una vibración del volante bastante marcada que anteriormente no estaba allí, esto puede deberse a una variedad de causas que normalmente no tienen nada que ver con el volante en sí.

Es importante que cuando se sienta esta vibración del volante se detenga el coche y se revisen diversas piezas para saber que todo marcha bien, de esta manera se pueden descartar varias fallas urgentes hasta que se llegue hasta donde el mecánico.

¿Cuáles son las causas más comunes para la vibración del volante?

El volante es una de las piezas fundamentales del coche, se podría decir que sin este no se podría ir a ningún lado, es por esto que cuando se siente una vibración del volante lo primero que se piensa es que algo de el se ha averiado, sin embargo las causas de esto son:

*Neumáticos desequilibrados: Cuando los neumáticos no tienen la cantidad de aire adecuada o uno esta mas lleno que los otros tres, puede suceder que se sienta una vibración al recorrer autopistas rectas y sin desniveles.

*Dirección desalineada: Si la dirección esta desalineada o no está perfectamente ajustada a lo que dictan las cotas del coche, los neumáticos no pisarán de manera adecuada el suelo, haciendo que uno esté por encima de los otros.

*Frenos averiados: Puede ser que los frenos estén deformados o tengan alguna fractura que haga que al frenar el volante vibre fuertemente, esto puede ocurrir cuando se hace un uso excesivo de los frenos al manejar, los cuales se fatigan y averían.

*Rodamientos deteriorados: Las averías en los rodamientos suelen ser muy difíciles de detectar ya que pueden aparecer alternamente durante todo un recorrido, sin embargo al aparecer pueden acompañar la vibración con un leve zumbido.

*Amortiguadores imperfectos: Los amortiguadores son los que ayudan a que no se sientan tan abruptamente las caídas en las imperfecciones de la vía, si esta pieza esta averiada se sentirá una vibración en el volante al encontrarse en los desniveles de la vía.

¿Qué sucede si no se arreglan las averías encontradas?

La vibración del volante suele ser bastante sutil y puede que al conducir la persona piense que puede revisar las averías luego, sin embargo una vibración excesiva en el volante puede causar otros problemas.

Antes de sentirse las vibraciones del volante, estas pasan por la caja y la barra de direcciones, es decir que, estas piezas también están recibiendo la falla pero no son tan perceptibles como en el volante y con el exceso podrían deteriorarse estas también.